[Desde mayo de 2001]
laexcepcion_logo
Portada | Actualidad | Asuntos Contemporaneos | Nuestras Claves | Reseñas

 

Inicio > Asuntos Contemporáneos > Política Internacional

Verdades y mentiras sobre Siria (X): Los factores económicos
© Guillermo Sánchez
www.laexcepcion.com (3 de dicembre de 2013)

Como toda guerra, la de Siria está condicionada también por importantes presiones de parte de los grandes conglomerados económicos que dominan el mundo.


1. ¿Qué relación tiene la ofensiva imperial contra Siria con el control de los recursos energéticos?

«El 16 de agosto de 2011 el Ministerio de Petróleo sirio anunció el descubrimiento de un pozo de gas en Qara cerca de Homs. Su capacidad de producción sería 400.000 metros cúbicos por día, 146 millones de metros cúbicos por año. […] Según el Washington Institute for Near East Policy (WINEP, el think-tank del grupo sionista en Estados Unidos AIPAC), la cuenca del Mediterráneo encierra las mayores reservas de gas frente a las costas del Líbano y Siria y es precisamente en Siria es donde se hallan las más importantes. […]

»La agresión mediática y militar contra Siria está directamente relacionada con la competencia mundial por los recursos energéticos […]. En momentos en que asistimos al derrumbe de la eurozona, en que una grave crisis económica ha llevado a Estados Unidos a acumular una deuda que sobrepasa los 14,94 billones de dólares, en momentos en que la influencia estadounidense declina ante las potencias emergentes que conforman el BRICS, se hace evidente que la clave del éxito económico y del predominio político reside principalmente en el control de la energía del siglo XXI: el gas. Y Siria se ha convertido en blanco precisamente porque se halla en medio de la más importante reserva de gas del planeta. El petróleo fue la causa de las guerras del siglo XX. Hoy estamos viendo el surgimiento de una nueva era: la de las guerras del gas» (Alfredo Embid, CIAR, 29.5.12; añadimos negritas).


2. ¿Qué bloques político-económicos entran en conflicto por el gas de Medio Oriente?

Imad Fawzi Shueibi, presidente del centro de documentación y de estudios estratégicos de Damasco, explica que el consorcio Nabucco se compone de varias empresas (alemana, austriaca, turca, búlgara y rumana) que aspiran al control del gas en Medio Oriente. «La revelación del secreto del gas sirio da una idea de la enorme importancia de lo que está en juego. Quien tenga el control de Siria podrá controlar el Medio Oriente. Y a partir de Siria, puerta de Asia, tendrá en sus manos "la llave de la Casa Rusia" […] y también la de China, a través de la Ruta de la Seda, lo que le permitirá dominar el mundo ya que este siglo es el Siglo del Gas» (CIAR, 29.5.12).


3. ¿Qué relación existe entre estos intereses energéticos y los "rebeldes" sirios?

«Un documento de la U.S. Energy Administration fechado el 20 de febrero de 2013 saca a la luz los intereses energéticos que han llevado a los países occidentales y a los miembros del Consejo de Cooperación del Golfo a respaldar a los Contras en Siria. […]

»Las reservas de petróleo ya comprobadas de Siria, ascendentes a 2.500 millones de barriles, son más importantes que las de todos los países vecinos, exceptuando Irak. Ese estimado proviene de la U.S. Energy Information Administration, gran conocedora en la materia… sobre cuando se trata del petróleo de los demás. Ese estimado hace de Siria uno de los mayores productores y exportadores potenciales de petróleo de todo el Medio Oriente. Siria posee también grandes reservas de gas natural, hasta ahora utilizado para el consumo interno, esencialmente para alimentar con gas las termoeléctricas del país.

»Pero hay un problema, señala la agencia estadounidense: desde 1964, las licencias para la prospección y explotación de los yacimientos están reservadas a las empresas estatales sirias. […] La guerra vino a modificar esa situación. El "Ejército Sirio Libre" se apoderó de importantes campos petrolíferos en la región de Deir Ezzor. […] La estrategia de Estados Unidos y la OTAN consiste en apostar por los "rebeldes", a los que han ayudado a apoderarse de los campos petrolíferos con un doble objetivo: privar al Estado sirio de los ingresos provenientes de las exportaciones –ya reducidas debido al embargo decretado por la Unión Europea– y preparar un futuro en el que los mayores yacimientos quedarían, gracias a los "rebeldes", bajo el control de las grandes compañías petroleras occidentales» (Manlio Dinucci, Il Manifesto, traducido en Red Voltaire, 2.4.13).

ABC publicó un artículo (5.9.13) desvelando estas claves económicas, en el que de paso se explica que «en 2009, el exministro de Exteriores francés Roland Dumas reveló que Gran Bretaña también realizaba operaciones encubiertas en territorio sirio. Desde el estallido de la guerra civil, ambos países entrenan a grupos rebeldes a Al Assad» (ver nuestra parte VI sobre la participación exterior).

Ver también "Los rebeldes vinculados a Al Qaeda toman el control del mayor campo petrolero de Siria" (RT, 23.11.13).


4. ¿En qué consiste la "guerra de los oleoductos"?

«Existe otra apuesta más importante aún, en el plano estratégico. Se trata del papel de Siria como punto de confluencia de los corredores energéticos alternativos, en relación con los que pasan por Turquía y a través de otros trayectos, ya controlados por las compañías estadounidenses y europeas. La "guerra de los oleoductos" ya comenzó hace mucho tiempo. En 2003, cuando invadió Irak, Estados Unidos destruyó de inmediato el oleoducto Kirkuk-Baniyas que llevaba hasta Siria el crudo iraquí» (Manlio Dinucci, Il Manifesto, traducido en Red Voltaire, 2.4.13).


5. ¿Cuál es el contexto geopolítico?

«La caída del régimen sirio tras el derrocamiento de Muammar Gadafi en Libia eliminaría la presencia de Rusia de sus dos bases navales (Tartus y Latakia), cortaría las rutas de suministro de armas para las organizaciones pro chiíes Hezbollá, en el Líbano, y Hamás, en Palestina, detendría el progreso de China hacia las fuentes del petróleo, y aislaría completamente y estrangularía a Irán, con la consiguiente eliminación del gobierno de Mahmoud Ahmadinejad. El resultado de la ecuación, al modificar por completo el equilibrio de fuerzas en el Oriente Próximo, sería el establecimiento por Estados Unidos y sus socios de la Unión Europea de una full-spectrum dominance, es decir, la supremacía completa territorial, marítima, aérea y espacial, así como la posesión de todos los activos del Mediterráneo. Y los recursos naturales (petróleo y gas) de la zona» (Luis Alberto Moniz, Rebelión, 30.3.12).


6. ¿Qué acuerdo firmó Siria con Irak e Irán?

«Más peligroso todavía para los intereses occidentales es el acuerdo concluido en marzo de 2011 entre Damasco, Bagdad y Teherán. Ese acuerdo prevé la construcción de un gasoducto que transportará, a través de Irak, el gas natural iraní hasta Siria y, desde ese país, hasta los mercados exteriores. Ese proyecto y otros más, que ya cuentan con el financiamiento necesario, están detenidos por lo que la agencia estadounidense define como "las condiciones de seguridad inestables en Siria"» (Manlio Dinucci, Il Manifesto, traducido en Red Voltaire, 2.4.13).


7. ¿Cómo influye la situación financiera de Estados Unidos?

Lo resumió muy bien Juan Manuel de Prada en un breve y lúcido artículo sobre Siria: «El peligro de colapso inminente del dólar ha exigido urdir ahora esta engañifa tan burda. Por aceptar euros a cambio de petróleo fue derrocado Sadam Husein; por pretender crear una divisa africana fundada en el patrón oro –el dinar– fue liquidado Gadafi; por pretender desligar las ventas de su petróleo del dólar, Irán se ha convertido en la bicha de los americanos. El problema de fondo es que el dólar, la moneda de reserva mundial desde Bretton-Woods, está cada vez más desprestigiada; con una deuda pública mayor que todos los países de la Unión Europea juntos, cada dólar que imprime Estados Unidos es, a estas alturas, papel mojado. El colapso del dólar sólo se podrá dilatar mientras se mantenga como divisa de las transacciones internacionales de petróleo; en cuanto un grupo de países empezase a comerciar en otra divisa, Estados Unidos iría a la bancarrota. La intervención en Siria es tan sólo un subterfugio para desestabilizar aún más la zona y justificar una ofensiva contra Irán» (ABC, 31.8.13).


8. ¿Por qué el sistema bancario de algunos países musulmanes es inaceptable para la gran banca del Imperio?

Vicenç Navarro explica cómo existe «una conspiración en la que participaron activamente dirigentes de la banca estadounidense (tales como Goldman Sachs, Merrill Lynch, Bank of America, Citibank y Chase Manhattan Bank) y personajes responsables de las agencias reguladoras de la banca del gobierno federal de Estados Unidos […].

El objetivo de ese proyecto era conseguir la desregulación del capital financiero en EEUU y también en el mundo. El primer paso fue la desregulación en EEUU a base de eliminar la Ley Glass-Steagall […] que claramente diferenciaba la Banca Comercial de la Banca de Inversiones […]. La Administración Clinton […] eliminó dicha ley y, con ello, tal diferenciación. Una consecuencia fue el colapso de Lehman Brothers.

El segundo paso era la desregulación de la banca a nivel mundial. Ello requería el cambio de las reglas de la Organización Mundial del Comercio […] Un problema que los conspiradores tenían es que el 40% de los bancos hoy en el mundo son bancos públicos […]. Y para complicarles más las cosas a los conspiradores, muchos de estos bancos estaban en países musulmanes, donde la usura es, no solo un pecado, sino también un acto criminal, lo cual dificultaba las políticas financieras de carácter especulativo. Estos factores, por cierto, han protegido a estos países frente a la especulación financiera y han sido menos afectados por la crisis financiera a nivel mundial. Países que fueron particularmente resistentes a esta desregulación fueron los llamados "enemigos de EEUU" (según el testimonio dado en el año 2007 por el general Wesley Clark, que era el jefe de las fuerzas militares de la OTAN […]) que incluían Irak, Siria, el Líbano, Libia, Somalia, Sudán e Irán. Todos estos países eran islámicos, no pertenecían a la Organización Mundial del Comercio, y lo que era "peor" es que tampoco pertenecían al Bank for International Settlements en Suiza, la organización que supervisa los bancos a nivel mundial. Según el General Clark, estos países estaban en la lista de países que el gobierno federal de EEUU había considerado como países cuyos gobiernos deberían cambiar en los próximos cinco años» (Público, 23.9.13).

«Además, los bancos de propiedad pública son también una amenaza para el negocio de derivados, ya que los gobiernos con sus propias entidades financieras no necesitan calificaciones de grado de inversión elaboradas por las agencias privadas de calificación con el fin de financiar sus operaciones» (RT, 7.9.13).


9. ¿Cuáles son los intereses de la industria armamentística?

El activista y analista internacional Carlos Martínez explica que la guerra actual en Siria se debe a «la sencilla razón de que primero atacaron Libia y, cuando vuelve a acumularse el stock de armamento, le toca a otro país, en este caso Siria. Hay un ciclo por el cual cada dos, tres, cuatro años, se hace necesario un conflicto bélico y, por tanto, bombardear un país. Así se renueva la carrera armamentista, sometida a la presión de un poderoso lobby industrial del que forma parte, por ejemplo, el senador republicano John McCain» (Rebelión, 7.9.13; sobre este belicista político y sus conexiones con la industria de armamentos, ver RTE, 10.10.08).


10. ¿Qué intereses tiene Rusia?

«Rusia podrá buscar petróleo y gas en aguas territoriales sirias durante los próximos 25 años. Los gobiernos de Moscú y Damasco han firmado un acuerdo energético que dejará en manos rusas la perforación, extracción y desarrollo de un posible yacimiento ubicado en el mar Mediterráneo oriental, donde ya se han detectado grandes bolsas de gas natural en aguas de Chipre y entre esta isla e Israel. Se trata del primer permiso de explotación offshore que Siria da a un país extranjero y se lo entrega a su máximo aliado» (El País, 27.12.13).

Es obvio que el interés de Rusia por frenar el bombardeo de Siria por parte de Estados Unidos y sus satélites no es altruista. Pero el caso es que el veto ruso y chino en el Consejo de Seguridad de la ONU, y posteriormente el plan ruso de destrucción de armas químicas, han influido decisivamente, de momento, en la paralización del plan imperial de destruir todavía más el país y convertirlo en un nuevo Irak.

Para escribir al autor: guillermosanchez@laexcepcion.com
© LaExcepción.com

Acceder a la serie completa “Verdades y mentiras sobre Siria”

[Portada] | [Presentación] | [Índice General]
[Actualidad] | [Asuntos Contemporáneos] | [Nuestras Claves] | [Reseñas]

copyright LaExcepción.com
correoe-e laexcepcion@laexcepcion.com
Es nuestra intención contestar todos los mensajes recibidos en LaExcepción.com.
Dado que nos llega mucho correo-basura, es posible que alguno de ellos se pierda,
por lo que si no se recibe respuesta en un plazo breve,
rogamos se insista e incluso se escriba a varias de nuestras cuentas a la vez.