[Desde mayo de 2001]
laexcepcion_logo
Portada | Actualidad | Asuntos Contemporaneos | Nuestras Claves | Reseñas

 

Inicio > Asuntos Contemporáneos > Política internacional

Algunas claves sobre el Estado Islámico (IV): El plan sigue siendo derrocar a Asad
© Guillermo Sánchez
www.laexcepcion.com (9 de octubre de 2014)

La "intervención" de Estados Unidos y sus aliados en Irak y Siria no está frenando al Estado Islámico, porque el propósito real, aunque no único, es derrocar al presidente sirio. Los cristianos de la región, así como los combatientes kurdos, lo denuncian.

En la primera parte de esta serie explicamos que el Estado Islámico (EI; también llamado EIIL, ISIS o Daesh) es la última forma que han adoptado los grupos terroristas financiados por Estados Unidos y sus aliados con el objetivo de destruir y desestabilizar algunos países de la región. En la segunda parte analizamos los extraños y oportunos vídeos sobre ejecuciones de occidentales. En la tercera explicamos ciertas estrategias del Imperio en la región, algunas de las cuales responden a planes ya antiguos.


¿Pretende Obama proteger a los cristianos de Oriente Medio?

En nuestro artículo ¿Pretende Obama proteger a los cristianos de Irak y Siria? ya explicamos las razones que le han llevado a Obama a permitir la masacre de cristianos durante años, y a intervenir directamente ahora en estos dos países.

Un medio claramente contrario al presidente de Siria como Páginas Digital informa (24.9.14): «La página web Ereb Medio Oriente cita fuentes anónimas, por motivos de seguridad, que […] relatan una escena de la conferencia celebrada del 9 al 11 de septiembre en Washington sobre la situación de los cristianos en Oriente Medio». El senador republicano Ted Cruz acusó a algunos participantes en la conferencia de ser antiisraelíes. El día 11 «poco antes del encuentro los prelados declinaron la invitación debido al verdadero tema de la conferencia: animar a los cristianos a acabar con el régimen de Asad, convenciendo al dictador de dejar el poder y aceptar un juicio por crímenes contra la humanidad. El EI, el drama de los cristianos en Mosul y el futuro de las minorías no islámicas no estaban en la agenda. Lo que confirma el doble rasero de la alianza contra el EI y la intención, por parte de la Casa Blanca y de sus aliados, de enviar más armas a los rebeldes moderados, teniendo en cuenta que estos, al menos sobre el terreno, casi han desaparecido por completo. Compartiendo el hecho de que el león de Damasco realmente ha cometido crímenes, como todos los demás dictadores de Oriente Medio, en este momento una eventual caída del régimen transformaría Siria en una nueva Libia o en una nueva Somalia, con todas las consecuencias que eso supondría para las minorías cristianas».

Es obvio que para Obama la "protección de los cristianos" es una mera excusa para lograr su objetivo: derrocar a Asad y desmembrar Siria.

Este medio católico reconoce que Siria «es hasta hoy el único país de mayoría musulmana donde incluso en medio de una guerra no ha habido enfrentamientos confesionales entre cristianos y musulmanes. De hecho, en el carnet de identidad no aparece la pertenencia religiosa. Según dichas fuentes, hacen falta más de treinta mil milicianos procedentes de todas las partes del mundo islámico y fuera de él para transformar un conflicto político en una guerra de religión entre chiítas y sunitas, con los cristianos en medio. […] El carnicero Asad, como muchos le llaman, siempre ha dicho una peligrosa verdad: los terroristas islámicos de todas partes del mundo estaban en Siria desde el comienzo de la revolución».


¿Qué opinan algunos dirigentes cristianos sobre la situación?

En referencia a los "rebeldes" sirios apoyados por Obama, el arzobispo metropolitano de la iglesia apostólica ortodoxa de Antioquía (Siria), Antonio Chedraui Tannous, se pregunta: «¿Qué tiene que ver esto con la lucha por la democracia o la libertad en Siria? Los criminales, en su mayoría, son extranjeros que vienen de Saudí Arabia, Chechenia, Turquía y otros países». Cree que no luchan a favor de la democracia.

Añade: «Yo creo que si Occidente y otros países como Arabia Saudita y Turquía no hubieran intervenido mandando dinero y armas, no hubiéramos tenido lo que tenemos hoy en Oriente Medio; y es claro que a las Naciones Unidas, recibiendo órdenes de Estados Unidos, poco les interesa los derechos humanos y mucho menos los de los cristianos en Oriente Medio». Y señala que «desde hace sesenta años la política de Estados Unidos ha sido injusta con los países de Oriente Medio y, particularmente, con los cristianos de esta región. Por eso el señor Obama –lo mismo que su antecesor el Sr. Bush– tiene una gran responsabilidad ante la sociedad humana».

Reconociendo su ingenuidad previa, afirma que «todo el mundo creía que el señor Obama iba a cambiar la política agresiva y torcida del señor Bush, pero, lamentablemente, Obama salió peor que el anterior, está yendo para exterminar a los cristianos del Oriente Medio por el maldito petróleo: si no fuera por el oro negro, no hubiéramos tenido nada lo que tenemos ahora de desgracia» (InfoCatólica [IC], 18.3.14).

Es significativo que combatientes procedentes de las comunidades cristianas del Líbano estén luchando contra el Estado Islámico junto a las milicias chiítas de Hezbolá, que son totalmente partidarias de Asad (El País, 7.10.14; noticia que también pone en evidencia la alianza entre el Estado Islámico y los "rebeldes sirios" del Frente Al-Nusra).


¿Qué opinan los cristianos de la zona sobre los bombardeos contra el EI?

Escuchemos a los propios representantes de los cristianos. Louis Raphaël I Sako, patriarca de los caldeos de Irak: «Los bombardeos son muy peligrosos porque pueden acabar con vidas inocentes. Los bombardeos son ciegos y no son la solución […]. Lo que sí que necesitamos son más tropas sobre el terreno. Y estas tropas deberían pertenecer a los países árabes. Ellos conocen la lengua, la cultura, necesitamos una coalición árabe para acabar con la amenaza del EI» (Religión Digital, 16.9.14).

Boutros Marayati, arzobispo armenio católico de Alepo, teme «que este tipo de intervención externa empeore la situación». Explica que «la gente aquí no tienen una visión clara de lo que está pasando, pero ciertamente no ve a los autores de las incursiones aéreas como los "libertadores"» y añade: «El sentimiento que prevalece es que los bombardeos no van a resolver los problemas, sino que pueden incluso empeorarlos» (IC, 25.9.14).

Mientras tanto, la misma noticia informa de que las escuelas de los distritos de Alepo controlados por el gobierno sirio han vuelto a abrir, a pesar de que todos los días caen en sus barrios misiles de los "rebeldes", esos terroristas a quienes Obama lleva años apoyando. Una vez más se demuestra que el único que está protegiendo a los cristianos es Asad, que es precisamente a quien Estados Unidos pretende derrocar con estos ataques, como hemos mostrado más arriba y en numerosos artículos.


La hipocresía de Arabia Saudí

«El príncipe saudita Abdul Rahman Al-Faisal es el comandante del Emirato Islámico en Irak y el Levante (EIIL, también designado en árabe como "Daesh"), según se reveló en una entrevista transmitida por la televisión informativa saudita Al-Arabiya». Este príncipe, «graduado de la academia militar británica de Sandhurst, es el hermano del príncipe Saud Al-Faisal, ministro saudita de Relaciones Exteriores desde hace 38 años, y del príncipe Turki Al-Faisal, embajador de Arabia Saudita en Estados Unidos y en el Reino Unido» (Red Voltaire, 3.2.14).

El Estado Islámico «cuenta con cohetes antitanques M79 adquiridos por Riad». Los gobernantes de Arabía Saudí «tiran la piedra y esconden la mano, como lo hicieron en el caso de los muyahidines afganos, los talibán y Al Qaeda. Que la familia Al Saud diga "sí colaboraré" con la coalición contra el EI solo es para desmarcarse de estos energúmenos de mala fama que decapitan a las personas en cualquier sitio y cualquier día: deben hacerlo como ellos, los viernes y en plazas públicas. Claro que los saudíes no van a destruir su ingeniosa criatura que acabó con Gadafi, ha puesto en jaque a Irán, ha destruido Irak y ahora le va a poner en bandeja la cabeza de Asad. Que Obama señalara al extremismo suní, que no a Irán, como el principal peligro para los regímenes árabes no les ha sentado nada bien» (N. Armanian, Público, 15.9.14).


Turquía sale beneficiada

Turquía, «como socio de la OTAN y también por su cuenta –desde las redes de los servicios de inteligencia–, presta todo tipo de apoyo al Estado Islámico y a otras facciones de la insurgencia anti-Asad. Erdogan se frota las manos: por fin, Obama atacará Siria (y cumplirá con su frase de "Asad debe irse"), pero él no atacará al EI. Su pretexto es tener las manos atadas por los 49 turcos secuestrados por el EI» (N. Armanian, Público, 15.9.14; el propio diario obamista El País21.9.14– asume parte de estas tesis).

El 20 de septiembre de 2014 fueron liberados esos 49 rehenes, «entre los que se hallaban el cónsul general turco en Mosul y varios soldados de las fuerzas especiales de Turquía», como «resultado de un intercambio que incluyó la liberación de los miembros del Emirato Islámico que estaban en manos de otro grupo yihadista en Siria». Pero hay que tener en cuenta que Turquía y Qatar se ofrecieron como mediadores entre el gobierno libanés y el EI, y que el propio primer ministro libanés calificó públicamente a ambos países como «cercanos» al EI. «Todo eso permite plantear, con toda lógica, la hipótesis de que el Emirato Islámico retuvo a esas personas para que Turquía pudiera justificar su decisión de no intervenir, después de la cual los rehenes fueron rápidamente entregados a Turquía, que además no anunció la entrega hasta que no tuvo más remedio que hacerlo. Resultado: Turquía conserva las excelentes relaciones que tenía con el Emirato Islámico antes de que este grupo yihadista iniciara la invasión de Irak» (Red Voltaire, 23.9.14).

Tras esa "liberación", Turquía ha enviado a su ejército a Siria e Irak después de la aprobación por parte del parlamento de una moción que, "curiosamente", no habla de combatir al Estado Islámico (al que ni se menciona), pero sí al Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), tradicional enemigo del gobierno turco (El País, 2.10.14).

«Salih Muslim, líder del kurdo-sirio Partido de la Unión Democrática (PYD) […], estuvo el fin de semana en Ankara dialogando con la administración turca. […] Turquía le impone, como condición para ayudarle a defender [la ciudad kurdo-siria de] Kobane, que las YPG [Unidades de Protección Popular kurdas] rompan relaciones con el PKK y se integren en una coalición con otras fuerzas rebeldes sirias para derrocar al presidente sirio Bashar Asad» (El Mundo, 6.10.14). Pues ese, y no proteger a las minorías, es el objetivo de todos ellos.

Mientras tanto, «las enfermeras turcas están cansadas de suministrar tratamiento médico gratuito a terroristas del EI en hospitales turcos» (Rebelión, 3.10.14).


El vicepresidente de EEUU explica que sus aliados financian a los terroristas

El 2 de octubre Joe Biden, vicepresidente de Obama, declaró que Turquía, Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos «canalizaron cientos de millones de dólares y decenas de miles de toneladas de armas contra cualquiera que luchara contra Asad; claro que quienes los recibían eran Al-Nusra, Al-Qaeda y los elementos extremistas de yihadistas que vienen de otras partes del mundo».

Ante las quejas del presidente turco Erdogan, Biden no tuvo más remedio que rectificar explicando que no quería decir que Turquía apoyara a terroristas (Global Research, 8.10.14); pero ahí quedó el reconocimiento…


"Israel" apoya al Estado Islámico

«Las afinidades entre la entidad sionista y la rama siria de Al-Qaeda se confirman día tras día. Varios medios israelíes reconocen ahora esta relación abiertamente.

»En el Canal 2 de la televisión israelí, su cronista militar, Alon Ben David, señaló que tal relación está totalmente clara. "La presencia del Frente Al-Nusra en la frontera no tiene nada de peligroso", aseguró. "Con respecto al nivel de relaciones entre Israel y el Frente Al-Nusra, como sucede con los otros grupos insurgentes en el Golán, parece que no hay ninguna animosidad", señaló.

»Según él, el principio que rige esta relación es el viejo adagio de que "el enemigo de mi enemigo es mi amigo". Él indicó que los esfuerzos de las dos partes se concentran en la lucha contra el poder del presidente sirio, Bashar al Asad".

»Según el periódico israelí Haaretz, esta posición refleja lo que es el pensamiento de las autoridades militares israelíes. Por medio de una fuente que pidió el anonimato, dichas autoridades minimizan la importancia de la presencia del Frente Al-Nusra en la frontera y afirman que Israel colaboró con la toma del paso fronterizo de Quneitra por parte del Frente. […]

»"Israel ha puesto a disposición de los terroristas sirios un hospital de campaña y les ha proporcionado atención en sus hospitales", dijo la fuente […]

»Haaretz añade que "ningún grupúsculo yihadista que combate al presidente sirio Bashar al Asad ha lanzado nunca un ataque contra Israel"» (Almanar, 2.9.14; ver también SANA, 28.9.14 y Rebelión, 3.10.14original en inglés con fotos y con todos los enlaces en Information Clearing House, 1.10.14).

El diario El País confirma la información sobre la atención médica, si bien exculpa a los israelíes al indicar que para ellos era «imposible discernir cuáles de los heridos que llegaban eran combatientes y cuáles no» (7.3.14).

Alegando que había penetrado en su territorio, el estado sionista derribó a un avión sirio que precisamente estaba atacando… al grupo terrorista Frente Al-Nusra, una de las ramas del Estado Islámico (El Mundo, 23.9.14). ¿Así colabora este país en la derrota de los terroristas?

Recordemos las declaraciones del embajador de "Israel" en Estados Unidos, Michael Oren, a The Jerusalem Post que recogíamos en la parte VI de nuestra serie sobre Siria: «Desde el inicio nuestra postura sobre la cuestión siria ha sido que queremos que Bashar al Asad se vaya; siempre hemos preferido a los chicos malos que no son respaldados por Irán antes que a los chicos malos que sí cuentan con el apoyo de Irán. Incluso si los primeros chicos malos están afiliados a Al Qaeda» (RT, 17.9.13).


El Estado Islámico cumple el plan asignado por Estados Unidos

«Al igual que el rápido avance de los peshmergas [kurdos], la caída de la zona sunita en manos del Emirato Islámico no es resultado de supuestos hechos de armas. En ambos casos los oficiales del ejército iraquí sólo cedieron el terreno a los invasores. Y el único que puede haber preparado por adelantado esa maniobra es el mismo que organizó el actual ejército iraquí, o sea… Estados Unidos. Todo se organizó de la misma manera que la toma de Bagdad en 2003. En aquel entonces unos 40 generales, previamente comprados por la CIA, simplemente abandonaron sus puestos y huyeron a Estados Unidos entregando así la capital a los invasores.

»Los crímenes del Emirato Islámico, por muy crueles que puedan parecer, constituyen una necesidad para provocar la huida de las poblaciones no sunitas. El Emirato Islámico no se ha vuelto en contra de quienes lo crearon sino que está aplicando al pie de la letra la política de sus creadores, haciendo lo que las tropas regulares de Estados Unidos no pudieron hacer por temor a verse acusadas de «crímenes contra la humanidad». […]

»El Emirato Islámico se ha dotado, en efecto, de dos nuevos servicios: una oficina de relaciones públicas, que se encarga de publicar vídeos e informes de actividades al estilo de las transnacionales estadounidenses, y un servicio de administradores civiles, equivalente a los prefectos franceses. Observación: la única escuela militar del mundo que forma tanto especialistas en relaciones públicas como administradores es la que tienen en Fort Bragg las fuerzas terrestres de Estados Unidos» (Red Voltaire, 21.9.14).


Según los propios combatientes, Estados Unidos no está atacando al EI

«Los combatientes kurdos afirman que los ataques aéreos de esta no-tan-nueva-coalición en una guerra-no-tan-nueva no se han dirigido contra las posiciones de ISIS alrededor de Kobane, y que los ataques yihadistas se han intensificado desde el inicio de la campaña internacional contra ellos. Pero tanto el viernes como el jueves decidió bombardear los campos petrolíferos –controlados por ISIS– abandonando a los kurdos a su suerte y a sus terriblemente escasos recursos. Serán olvidados en nombre de objetivos geoestratégicos más elevados.

»"Kobane está resistiendo. Estamos luchando duro. ISIS nos ataca desde tres lugares diferentes. En el cuarto lado, está la frontera turca. No hemos recibido ninguna ayuda. Nadie nos apoya. Es una guerra contra los kurdos. ¿Dónde están los aviones de Estados Unidos?", dice un anciano kurdo […].

»"El ISIS es una versión moderna del fascismo. Matan y violan sólo para divertirse. Todo esto ha sido posible por la política exterior norteamericana y turca. Ankara y Washington fingen que luchan contra ISIS. En realidad, los yihadistas les están haciendo el trabajo sucio. Tenemos que unirnos y luchar juntos", dice el joven Abraham, un arameo de Merdán que se ha unido a los kurdos» (El Diario, 26.9.14).

Un portavoz kurdo asegura: «"Los bombardeos no están sirviendo de nada". […] En algunos casos es aún peor. Firat, un refugiado sirio, nos dice que una de las bombas de la aviación estadounidense destruyó su casa. "Toda la vida para construirla, y en un momento, se acabó. ¿Por qué los americanos bombardean las casas de los kurdos?", se pregunta. […] Aviones de la coalición bombardearon ayer por segunda vez en las cercanías de Kobane. El Mando Central del ejército estadounidense (CENTCOM) aseguró que los ataques destruyeron un edificio del Estado Islámico y dos vehículos armados cerca de esta localidad. Sin embargo, muchos kurdos afirman que no había yihadistas en los lugares bombardeados» (ABC, 29.9.14).

El 6 de octubre se informa de que el Estado Islámico ha levantado su bandera en Kobane (Público, 6.10.14). Todo un logro propagandístico. Si Obama realmente quisiera combatirlos en profundidad, ¿no podría enviar uno de los drones que tanto le gustan y eliminar ese símbolo?


Los propios medios del Sistema lo reconocen

«Nadie esconde que el EI resiste a los bombardeos y que la ofensiva norteamericana no ha arrojado ninguna victoria clara. Desde el primer momento, el objetivo de Obama no fue una derrota rápida de los insurgentes, sino debilitarlos para que después tropas terrestres locales —las fuerzas armadas iraquíes en Irak y rebeldes entrenados por Estados Unidos y otros países en Siria— soportasen la carga de los combates. Pero esta estrategia requerirá años» (El País, 7.10.14).

Años: como todas las intervenciones "humanitarias", "quirúrgicas" y "rápidas" del Imperio en la región. Los años necesarios para seguir implantando su proyecto de "Nuevo Oriente Próximo".


¿A quién están atacando Obama y el Estado de Israel?

Tras dos días de bombardeos de Estados Unidos y sus aliados en territorio sirio, oficialmente para acabar con el Emirato Islámico, «los bombardeos han afectado principalmente la región de la ciudad siria de Raqqa –de donde el Emirato Islámico ya se había retirado dos días antes del inicio de esos ataques– y 12 refinerías» (Red Voltaire, 25.9.14).

Incluso grupos de los "rebeldes sirios" «indican que los ataques se han cobrado la vida de civiles y acusan al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, de dejar de vista el objetivo principal de sus ataques, el Estado Islámico, y atacar a sus combatientes» (RT, 28.9.14).

«Los cazas de Estados Unidos están bombardeando Siria, matando a decenas de civiles, entre ellos niños. Todo, sin la autorización de Damasco o de la ONU, pisoteando el derecho internacional. Por ser quien es el verdugo y quienes son las víctimas, la CNN o la BBC no han mostrado los vídeos (si los hubo) de su muerte. Por la misma razón tampoco habrá condenas ni movilizaciones contra el terrorismo de estado practicado con total impunidad por Estados Unidos y sus socios, que en las últimas décadas han arrancado la vida a cientos de miles de iraquíes y afganos, pakistaníes, yemeníes o sudaneses, por citar algunos pueblos. Israel también ha aprovechado la situación, derribando un bombardero sirio que atacaba las posiciones del Frente Al-Nusra. ¿De qué lado esta Netanyahu? ¿Por qué la "comunidad internacional" no ha condenado esta agresión a un Estado soberano?» (N. Armanian, Público, 29.9.14).

Nota: Las negritas de las citas son siempre añadidas.

Para escribir al autor: guillermosanchez@laexcepcion.com
© LaExcepción.com

Acceder a todos nuestros artículos sobre Oriente Próximo

 

[Portada] | [Presentación] | [Índice General]
[Actualidad] | [Asuntos Contemporáneos] | [Nuestras Claves] | [Reseñas]

copyright LaExcepción.com
correoe-e laexcepcion@laexcepcion.com
Es nuestra intención contestar todos los mensajes recibidos en LaExcepción.com.
Dado que nos llega mucho correo-basura, es posible que alguno de ellos se pierda,
por lo que si no se recibe respuesta en un plazo breve,
rogamos se insista e incluso se escriba a varias de nuestras cuentas a la vez.