[Desde mayo de 2001]
laexcepcion_logo
Portada Actualidad Asuntos Contemporaneos Nuestras Claves Reseñas

Citas Clásicas de Actualidad

«Nunca una sociedad se ha preocupado tanto de las víctimas como la nuestra. Y aunque solo se trata de una gran comedia, el fenómeno carece de precedentes.»
(René Girard, Veo a Satán caer como el relámpago, Barcelona: Anagrama, 2002, p. 209).

«La fe apasionada, fanática, en ideas y prohombres (sean cualesquiera) es idolatría. Se debe a la falta de equilibrio propio, de propia actividad, a la falta de ser.»
(Erich Fromm, Del tener al ser, Barcelona: Paidós, 1991, p. 9)

«Cada una de las principales ramas del cristianismo modificó, según diferentes procedimientos teóricos, la enseñanza del Señor hasta el punto de poder hacer lo que Jesús condenaba: ojo por ojo, masacrar, lisiar, torturar. [...] Pido a Dios que nos perdone la manera en que hemos desfigurado la enseñanza de Cristo y destruido su mundo de ese modo.»
(George Zabelka, capellán de los escuadrones que bombardearon Hiroshima y Nagasaki en agosto de 1945, Nouvelles de l'Arche, año XXXI, nº 2, noviembre de 1982).

«Lo que mediante el dinero es para mí, lo que puedo pagar, es decir, lo que el dinero puede comprar, eso soy yo, el poseedor del dinero mismo. Mi fuerza es tan grande como lo sea la fuerza del dinero. [...] El dinero es el bien supremo, luego es bueno su poseedor.»
(Karl Marx, Manuscritos de economía y filosofía, Madrid: Alianza, 2005, p. 173)

«[Si dependemos de los seres humanos] nos vamos a decepcionar. Los mejores entre ellos cometerán errores; todos morirán. Debemos estar agradecidos a todas las personas que nos han ayudado, debemos honrarlas y amarlas. Pero nunca, nunca coloques tu fe en ningún ser humano: ni siquiera si es el más sabio del mundo.»
(C. S. Lewis, Mero cristianismo, libro 4, capítulo 7)

«Creo que en Estados Unidos hemos de comprender que los disturbios violentos no surgen de la nada. En nuestra sociedad subsisten ciertas condiciones que deben ser condenadas tan enérgicamente como condenamos los disturbios. En todo caso un disturbio es, a fin de cuentas, el lenguaje de los que no son escuchados.»
(Martin Luther King, Jr., discurso en la Universidad Stanford, 14 de abril de 1967)

«Nadie se apodera del mando con la intención de dejarlo. El poder no es un medio, sino un fin en sí mismo. [...] El objeto del poder no es más que el poder. ¿Empiezas a entenderme?»
(George Orwell, 1984, Barcelona: Destino, 1992, p. 257).

«Si la fe no es diferente de lo que la filosofía dice de ella, entonces Sócrates ya ha ido más lejos, mucho más lejos, cuando la realidad es exactamente lo contrario: ni siquiera llegó a ella.»
(Sören Kierkegaard, Temor y temblor, Madrid: Editora Nacional, 1975, p. 141)

«El poder siempre piensa que tiene un alma grande y una visión tan amplia de las cosas que trasciende la comprensión de los débiles; y que le presta un servicio a Dios cuando está violando todas sus leyes.»
(John Adams, carta a Thomas Jefferson, 2 de febrero de 1816)

«Yo creo que debiéramos ser hombres primero y ciudadanos después. Lo deseable no es cultivar el respeto por la ley, sino por la justicia.»
(Henry David Thoreau, "Desobediencia civil", en Desobediencia civil y otros escritos, Madrid: Público, 2009, p. 39 [1849])

«Todo fuerte desarrollo externo del poder, tanto de índole política como religiosa, trata a gran parte de la humanidad de necios. [...] El poder de unos precisa de la necedad de los demás. [...] El hombre queda desprovisto de su independencia interna bajo la abrumadora impresión del despliegue de poder.»
(Dietrich Bonhoeffer, Resistencia y sumisión, Salamanca: Sígueme, 1983, p. 17)

«Los que os hablan de España como de una razón social que es preciso a toda costa acreditar y defender en el mercado mundial, esos para quienes el reclamo, el jaleo y la ocultación de vicios son deberes patrióticos, podrán merecer, yo lo concedo, el título de buenos patriotas; de ningún modo el de buenos españoles.»
(Antonio Machado, Juan de Mairena, Madrid: Bibliotex, 2001, p. 64)

«Israel es un Estado judío con ciudadanos no judíos. Por las leyes y la práctica administrativa ha de ser –y es– un Estado basado en la discriminación y el exclusivismo»
(Noam Chomsky, Guerra o paz en Oriente Medio, Barcelona: Barral, 1975, p. 211)

«Para el hombre no hay preocupación más constante y atormentadora que la de buscar cuanto antes, siendo libres, ante quién inclinarse.»
(Fiódor Dostoyevski, "El Gran Inquisidor", en Los hermanos Karamázov, Madrid: Cátedra, 2006, pp. 409-410 [1880]).

«Si yo pudiera disponer de la riqueza de todos los mundos levantando un dedo, no pagaría semejante precio por ella.»
(Henry David Thoreau, “Una vida sin principios”, en Desobediencia civil y otros escritos, Madrid: Público, 2009, p. 17)

«El sentimiento nacional prevalece de tal manera sobre al amor a la libertad que el pueblo está dispuesto a ayudar a sus dirigentes a acabar con la libertad y la independencia de cualquier otro pueblo que no pertenezca a su raza o hable su idioma.»
(John Stuart Mill, citado en Götz Aly, ¿Por qué los alemanes? ¿Por qué los judíos?, Barcelona: Crítica, 2012, p. 61 [1849])

«Todo fuerte desarrollo externo del poder, tanto de índole política como religiosa, trata a gran parte de la humanidad de necios. […] El poder de unos precisa de la necedad de los demás. […] El hombre queda desprovisto de su independencia interna bajo la abrumadora impresión del despliegue de poder.»
(Dietrich Bonhoeffer, Resistencia y sumisión, Salamanca: Sígueme, 1983, p. 17)

«Si la libertad es hoy humillada o encadenada, no lo es porque sus enemigos han usado la traición, sino porque sus amigos presentaron la renuncia.»
(Albert Camus, Pan y libertad)

«Yo soy español integral, y me sería imposible vivir fuera de mis límites geográficos; pero odio al que es español por ser español nada más. Yo soy hermano de todos y execro al hombre que se sacrifica por una idea nacionalista abstracta por el solo hecho de que ama a su patria con una venda en los ojos. El chino bueno está más cerca de mí que el español malo.»
(Federico García Lorca, entrevista en El Sol, 10 de junio de 1936)

«Con una especie de terrible simplicidad extirpamos el órgano y exigimos la función. Hacemos hombres sin corazón y esperamos de ellos virtud e iniciativa. Nos reímos del honor y nos extrañamos de ver traidores entre nosotros. Castramos y exigimos a los castrados que sean fecundos.»
(C. S. Lewis, La abolición del hombre, Madrid: Encuentro, 1990, p. 29)

«Mientras esté prohibido pensar de modo diverso, está prohibido, sin más, el pensar.»
(Giulio Girardi, "Marxismo e integrismo", en Aguirre, J. et al., Cristianos y marxistas: los problemas de un diálogo, Madrid: Alianza, 1969, p. 85)

«El capitalismo moderno necesita hombres que cooperen mansamente y en gran número; que quieran consumir cada vez más; y cuyos gustos estén estandarizados y puedan modificarse y anticiparse fácilmente. Necesita hombres [...] a los que se pueda guiar sin recurrir a la fuerza, conducir, sin líderes, impulsar sin finalidad alguna –excepto la de cumplir, apresurarse, funcionar, seguir adelante–.»
(Erich Fromm, El arte de amar, Barcelona: Paidós, 1994, p. 86)

«[Hay] quienes se imaginan que un problema de carácter general, permanente, cambia de carácter y de valor con estrechar los límites geográficos dentro de los que se plantea» [En referencia al nacionalista Companys, presidente de la Generalitat de Cataluña].
(Manuel Azaña, Memorias políticas y de guerra, II, Barcelona: Crítica, 1978, p. 132, [4 de julio de 1937])

«Creo más útil la verdad que condena el presente, que la prudencia que salva lo actual a costa siempre de lo venidero.»
(Antonio Machado, autobiografía escrita en 1913 para una proyectada antología de Azorín, en Soledades, galerías y otros poemas, Madrid: Cátedra, 1984, p. 279)

«Los hombres buscan la paz, se dice. Pero ¿es esto verdad? Es como cuando se dice que los hombres buscan la libertad. No, los hombres buscan la paz en tiempo de guerra y la guerra en tiempo de paz; buscan la libertad bajo la tiranía y buscan la tiranía bajo la libertad.»
(Miguel de Unamuno, La agonía del cristianismo, Madrid: Espasa-Calpe, 1966, pág. 33 [1925])

«Nuestros comerciantes e industriales se quejan mucho de los efectos perjudiciales de los altos salarios, porque suben los precios y por ello restringen la venta de sus bienes en el país y en el exterior. Nada dicen de los efectos dañinos de los beneficios elevados. Guardan silencio sobre las consecuencias perniciosas de sus propias ganancias.»
(Adam Smith, La riqueza de las naciones, libro I, capitulo 9, "Sobre el beneficio del capital" [1776].)

«No conozco a casi ningún intelectual que sea tan abierta y auténticamente liberal que se pueda hablar con libertad en su presencia.»
(Henry David Thoreau, "Una vida sin principios", en Desobediencia civil y otros escritos, Madrid: Público, 2009, p. 22 [1863])

«Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada. Los poderes públicos promoverán las condiciones necesarias y establecerán las normas pertinentes para hacer efectivo este derecho, regulando la utilización del suelo de acuerdo con el interés general para impedir la especulación.»
(Constitución Española de 1978, Artículo 47)

«El patriotismo de las superpotencias […] tradicionalmente sitúa los intereses del imperio por encima de los intereses de la humanidad».
(Vaclav Havel, Living in truth, Londres: Faber & Faber, 1986, p. 39 [1978])

«Sólo llega a dominar la libertad de los hombres aquél que tranquiliza sus conciencias.»
(Fiódor Dostoyevski, "El Gran Inquisidor", en Los hermanos Karamázov, Madrid: Cátedra, 2006, p. 410 [1880]).

[Portada] | [Presentación] | [Índice General]
[Actualidad] | [Asuntos Contemporáneos] | [Nuestras Claves] | [Reseñas]

copyright LaExcepción.com
correoe-e laexcepcion@laexcepcion.com
Es nuestra intención contestar todos los mensajes recibidos en LaExcepción.com.
Dado que nos llega mucho correo-basura, es posible que alguno de ellos se pierda,
por lo que si no se recibe respuesta en un plazo breve,
rogamos se insista e incluso se escriba a varias de nuestras cuentas a la vez.